¿Están tus empleados preparados para la Transformación Digital?

¿Están tus empleados preparados para la Transformación Digital?

 

Te encuentras en la casilla de salida de la digitalización. Sabes la importancia que tiene la Transformación Digital para tu empresa, estás preparado, quieres formar a tus empleados y además quieres que tu pequeño negocio esté a la altura de las grandes corporaciones a nivel tecnológico.

 

Actitud proactiva

 

Para conseguir que la Transformación Digital sea efectiva, hay que impulsar y formar a los trabajadores, motivarlos y conseguir que estén predispuestos a hacer cambios en su trabajo diario.

Unos trabajadores acomodados en sus quehaceres diarios “de toda la vida” son una piedra en el camino hacia la consecución de los objetivos digitales. La clave está en hacerles sentir parte de la empresa y premiarles ante el gran esfuerzo que supone adaptarse a las novedades de las nuevas tecnologías.

 

Formación continua

Los costes de formación para tus empleados son inversiones, no gastos. La necesidad de que estas personas adquieran las competencias necesarias y estén formados para el uso de las nuevas tecnología debería ser tu prioridad.

Además, en el caso de la formación para los trabajadores, es necesario tener una visión a largo plazo. De nada sirve hacer un curso específico si todo acaba ahí. Para no quedarte atrás en la digitalización, hay que avanzar tan rápido como lo hace esta revolución. No parar y mantenerse actualizado con las nuevas tecnologías es una obligación.

 

Entorno favorable

 

Ten en cuenta que la mayoría de las personas de nuestro país tienen contacto continuo con la tecnología en sus hogares a través de un ordenador o un teléfono móvil. Todo el mundo sabe utilizar las apps de mensajería instantánea, gran parte de ellos realizan sus compras a través de internet y alguno que otro ha hecho una llamada por videoconferencia.

Esta naturalidad con las nuevas tecnologías tienen dos caras. Por un lado, es muy positivo que manejen diferentes dispositivos tecnológicos porque a la hora de tener en sus manos uno nuevo, sabrán utilizarlo intuitivamente. La parte negativa, que no tiene por qué serlo, es que cuando llegan al trabajo, este nivel digital debe al menos estar a la misma altura. 

Cuando una persona está acostumbrada a conectarse a Internet en casa en un ordenador rápido y con un ancho de banda aceptable, su frustración puede salir a la luz si el equipo que deben manipular en su puesto de trabajo es lento y no cumple con sus expectativas.

Para solucionarlo, realiza un mantenimiento continuo de los equipos informáticos y demás herramientas digitales que tus empleados vayan a utilizar con el objetivo de agilizar su trabajo, motivar su dedicación y favorecer buenos resultados.

 

Para llegar a la casilla de meta de la Transformación Digital, tú también debes actuar. Como gerente, entre tus funciones está la de motivar a tu equipo hacia la digitalización y ponérselo fácil para que tu empresa avance hacia sus objetivos. Ya sabes cómo formar a tus empleados. Y tú, ¿estás listo?

Comments are closed.